Los Derechos Humanos - Wikillerato Patrocinado por PHPDocX

Síguenos en Twitter

Buscar en WikilleratO
   

Los Derechos Humanos

De Wikillerato

Los Derechos Humanos

En el tema de la moral, hemos visto la importancia de los derechos humanos, especialmente el de la vida; así como la dignidad y la excelencia de la persona humana.

Son precisamente los derechos humanos, aquellos que deben expresarse en el derecho positivo leyes fundamentales que el poder del estado ha de garantizar.

Suele afirmarse que los principios supremos del derecho son los de igualdad, libertad y respeto a la dignidad de la persona.

Si el estado los reconoce jurídicamente, debe protegerlos y si no los reconoce aún, los ciudadanos deben exigirlos del estado.


Decir esto suena muy bien, pero podemos hacer una reflexión filosófica sobre lo que acontece en la realidad de nuestro entorno. Enseguida advertimos serios problemas que nos llevan a los juicios políticos, donde la filosofía nos debe guiar.

El derecho a la vida es el primero, pero, ¿podemos preguntarnos en qué consiste el derecho a la vida de aquellas personas que se mueren de hambre?, o que viven una existencia en condiciones infrahumanas; por ejemplo en los países del tercer mundo en los que miles de niños ni siquiera alcanzan la vida adulta por desnutrición; o aquellos otros que desde su tierna infancia se ven obligados a trabajar duramente para poder subsistir en precarias condiciones? ¿Es suficiente legitimar al Estado para que sea justo?

Si la vida es un derecho fundamental, ¿por qué hay estados que declaran la guerra?, ¿puede justificarse en algún momento?, ¿hay razones humanitarias para declarar la guerra?, ¿pueden sacrificarse vidas humanas para salvar a otros?, ¿es lícita la violencia callejera para conseguir determinados fines políticos? ,¿se justifica el terrorismo o el secuestro? .¿qué hay de la pena de muerte que todavía está vigente en algunos países?

No es fácil contestar estas preguntas, sobre todo cuando vivimos en un mundo en el que continuamente surgen conflictos bélicos.

Sin embargo no sólo hemos de planteárnoslas sino también hemos de contestarlas y actuar en consecuencia a nivel individual y social.

Si los estados cuidaran más los derechos de sus ciudadanos, como la educación , la atención sanitaria, la oferta de puestos de trabajo, la seguridad viaria y ciudadana, junto con la justicia eficaz en el castigo de los delincuentes etc., en lugar de invertir en la carrera armamentística, seguramente se protegería más justa y realmente el derecho a la vida.

En los juicios políticos, de nuevo viene a ser la filosofía la guía y maestra de la vida social.

Podemos aplicar nuestra reflexión al derecho de propiedad. Por ejemplo, la propiedad de la tierra, ¿cómo es que podemos apropiarnos de ella. Podríamos decir que si una persona con su trabajo hace fértil la tierra, es lógico que se la adueñe; o si la descubre; pero esto nos lleva a nuevos interrogantes:

- ¿Cuánto trabajo habría que desarrollar para la adquisición de la tierra?, ¿por qué el trabajo da derecho sobre la tierra y no sólo sobre sus productos? - Si el trabajo justifica la posesión de la tierra, ¿debe ser la tierra del asalariado que la trabaja en lugar del terrateniente?, ¿por qué existen propietarios que no trabajan y latifundistas? - ¿Sería justa la expropiación de tierras por parte del Estado y una redistribución más igualitaria? - ¿Hasta qué punto somos propietarios de los océanos, de la Antártida o de la luna?


Por otro lado, es cierto que todos tenemos un gran sentido de la propiedad; una de las primeras palabras que pronuncian los niños además de mamá o papá, es la de mío, mis juguetes, mis cosas etc. Hay una fuerte tendencia en el ser humano a la posesión de cosas, tierras, objetos, incluso queremos poseer a las personas…

La propiedad desarrolla nuestra identidad individual y colectiva y tiene gran importancia en la consideración social; consideramos importantes a las personas por sus posesiones o dinero.

¿Cómo puede equilibrar el estado la propiedad y redistribuir la riqueza sin llegar a la abolición de la propiedad privada y al control de la riqueza - como en los regímenes socialistas -, que al afirmar la igualdad material niegan la libertad y el progreso individual?

El estado intenta, la redistribución de los ricos a los pobres a través del sistema tributario, cuyo objetivo no es solamente sufragar las leyes y servicios públicos, sino también redistribuir la riqueza.

El Estado debe promover un mecanismo para que aquellos que tengan más propiedades o ingresos contribuyan más, paguen más impuestos.

En la práctica existe la protesta a la hora de pagar impuestos; incluso se llega a decir que atentan contra la libertad; que es una forma de represión legalizada: ¿qué derecho tiene el estado de redistribuir lo que es propiedad de alguien? Sin embargo también es justo contribuir al bienestar común, a los servicios que, gracias a los impuestos, el estado puede ofrecer a los ciudadanos. Por otra parte, en un sistema democrático, si a alguien no le gusta el sistema tributario siempre puede votar por cambiarlo, como sucedió en España con las declaraciones de la renta conjuntas en los matrimonios, cuando ambos tenían ingresos, pagaban mayores impuestos que las personas que declaraban individualmente. Una vez comprobado el hecho, se dio la opción de hacer la declaración de la renta en los matrimonios conjunta o individual según su voluntad

Los individuos se benefician de los servicios que el estado ofrece a cambio. No obstante, existen discrepancias entre la cantidad que se paga en impuestos y la calidad de los servicios que se reciben: Ahora bien, ¿puede alguien negarse a pagar la seguridad social o la educación aunque sea para los hijos de otros?

En general, la gente comprende la necesidad de los impuestos, pero desea que los pague todo el mundo, que no haya trampas y que sean proporcionales a las ganancias.

   
 
ASIGNATURAS
MatemáticasFísicaQuímicaBiologíaDibujoHistoriaLengua y LiteraturaHistoria del ArteFilosofía
Creative Commons License
Los contenidos de Wikillerato están disponibles bajo una licencia de Creative Commons.
Pueden utilizarse y redistribuirse libremente siempre que se reconozca su procedencia.